25.3.05

Invadido

Hoy les voy a comentar sobre los inconvenientes que me trae vivir en el microcentro de la ciudad...
Vivir en el corazón de la selva misionera no es nada facil. Y hay varias razones.
La primera de estas razones es la constante aparición de todo tipo de alimanias. Y cuando digo todo tipo de alimanias, no estoy exagerando. Mas alla de las arañas, viboras, y sapos (en todas sus especies, colores y tamaños), han aparecido algunos ejemplares de especies tan extrañas como: monos, lagartos, y escuchen bien: un tatú mulita!
En realidad, no vivo en el medio de la selva, como se estaran imaginando. ¿como explicarles? diguamos que es la última casa de la ciudad. para un lado hay ciudad y para el otro, selva.
Se deben acordar de "las campanitas", las avispas mutantes, pero ellas no son las únicas, tambien estan las incontables comunidades de hormigas que viven dentro del perimetro de mi casa. Estas hormigas estan hace tanto tiempo, que es imposible erradicarlas. De hecho, han evolucionado hasta organizarse en un sistema de hormiguero-estado, dependiente del gran imperio que han formado, con un complejo sistema juridico y político, que tiende a unirlas y a hacerlas mas fuertes. Nuestra única esperanza como para deshacernos de ellas, es provocar una guerra civil entre las distintas facciones de hormigas, las liberales, las conservadoras, y las que se comen mi techo. En realidad la situación de mi familia es mas bien la de un huesped indeseado dentro de nuestra propia casa, que practicamente es propiedad absoluta de las hormigas, y cuyo espacio aéreo es sub alquilado a las avispas. En cierta ocasión se presentó en mi casa un grupo de fumigadores, pero que nosotros no habíamos llamado. Al parecer, fueron las hormigas, que en sociedad con las avispas, los habian llamado para que se despojen de nosotros. Nos dimos cuenta de su artimañia, porque el pedido estaba hecho a nombre de "The queen".
Otro grupo de indeseables son los mosquitos, capaces de volver loco a cualquiera. Literalmente. Las tardes y noches de júbilo, son un martirio, gracias a estos seres. Estos mosquitos son de un tamaño descomunal. En realidad, llegan a ser tan grandes, que a veces son confundidos con murcielagos (que por cierto tambien viven en una palmera). Como para darles un ejemplo de cuan indeseables pueden llegar a ser, la gente no va a mi casa solo por el hecho de que se convierten en presa instantanea de los mosquitos.
Y estos no son los únicos, tambien podemos enumerar a ifinidad de tábanos, gusanos, mariposas negras (de las feas), ranitas, lagartijas, chicharras, etc. (hasta estas últimas generan en conjunto un sonido tan fuerte que es capaz de impedir una conversación normal).
Por último, les dejo las fotos de algunos de estos animalitos que habitan mi casa, dentro de la cual, a final de cuentas, yo soy un bicho mas.

3 Comments:

Anonymous Santiago said...

Que honar, soy el primero en dejar un comment!!! (cosa muy facil de lograr)
Mira te comento por compromiso y por haberme extorsionado a fin de linkear mi flog.
y nada, deja de hacer experimentos con bichos, o eeuu te va a apuntar un misil.
Para mi que tus vecinos usan insecticidas radioactivos para sus cosechas de mandioca y maiz, llama a sanidad y pedi que investiguen, antes de que te salga un cocodrilo en la pileta

12:00 p. m.  
Anonymous Vir said...

yo no te dejo un comment por compromiso como vos, yo te dejo comment porq sos un chico aplicado y de lo q escribiste (q por cierto ya es re viejo) no pongo nada,,, a mi me molestan los fuckin mosquitos alado de la pileta..alado del quincho, alado de la tele, en fin en todos lados.
te mando un besos a vos y a tu gato(shadow)

8:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

pursuit of happiness in your life..How do I create a life of abundance..Visit and learn..Any questions..http://possibility123.com/pursuit-of-happiness.html

5:41 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home